Bejamín


27"Benjamín es un lobo feroz,
por la mañana devora la presa
y por la tarde reparte los despojos" (Génesis 49, 27).

49, 27   Benjamín es un lobo

Pablo era un lobo. [Esto se refiere] a Pablo, que era un lobo contra los lobos y arrebató todas las almas al maligno. "Por la tarde separa lo que toma". Es decir: en el fin del mundo descansará también con un premio mayor que sus trabajos. Efrén de Nisibi, Comentario sobre el Génesis, 43, 11.

Separación de realidades espirituales y corporales. "Por la tarde reparte los despojos". La tarde es el tiempo último en el que Pablo se convierte; también nosotros llamamos "tarde" al tiempo de nuestra conversión, en el que ahora estamos. Reparte la comida entonces, pues comprende entonces que en la Ley se ha de separar la letra y el espíritu, y viene a saber entonces que "la letra mata, pero el Espíritu da vida". De ahí que, iluminado ya por la gracia del Señor, empiece Pablo a dividir y separar en la ley las realidades espirituales de las corporales. Por eso dice que "por la tarde reparte los despojos", porque, aunque había estado meditando todo el día la ley, no lo había hecho hasta entonces. Rufino, Sobre las bendiciones de los patriarcas, 2, 29.

La Biblia comentada
por los Padres de la Iglesia
Antiguo Testamento, Tomo 2,  p. 457-458
Director de la edición en castellano
Marcelo Merino Rodríguez

0 comentarios

Publicar un comentario