Los hermanos encuentran su dinero


26Cargaron el grano en los asnos y partieron. 27Cuando en el lugar donde pernoctaron uno de ellos abrió su saco para dar pienso al asno, vio el dinero que estaba en la boca del saco 28y dijo a sus hermanos: "Me han devuelto el dinero; está también en mi saco". Entonces se sobresaltaron y aterrados se decían unos a otros: "¿Qué es lo que ha hecho Dios con nosotros?"(Génesis 42, 26-28).

El trigo que se les da a los hermanos simboliza los misterios de Dios, que no pueden comprarse con dinero, sino que únicamente pueden obtenerse por la gracia, y por eso se les devuelve el dinero (Ambrosio).

42, 28   ¿Qué es lo que ha hecho Dios con nosotros?

La abundancia es mayor que la hambruna. "Hay grano en Egipto". Donde era el hambre mayor fue la hartura. En Egipto había gran cantidad de trigo. Y dice Dios Padre: "De Egipto llamé a mi Hijo". De esta semilla, aquella fecundidad. Y sería imposible tal cosecha si los egipcios no hubieran sembrado antes el grano. Había trigo como nadie antes podría haberse imaginado. Los patriarcas fueron a comprar este trigo. Y ellos llevaban dinero, pero el buen José les regaló el trigo y les devolvió el dinero. A Cristo no se le compra con dinero, sino con la gracia. Tu paga es la fe, con la que se compran los misterios divinos. Además, el trigo es llevado por aquel borrico que antes era impuro por la ley, pero ahora está limpio por la gracia. Ambrosio, Sobre José, 8, 45.

La Biblia comentada
por los Padres de la Iglesia
Antiguo Testamento, Tomo 2,  p. 376-377
Director de la edición en castellano
Marcelo Merino Rodríguez

0 comentarios

Publicar un comentario