Los hijos de Jacob con Bilhá


1Raquel veía que no daba hijos a Jacob, y tuvo celos de su hermana. Entonces dijo a Jacob: "Dame hijos o si no moriré". 2Jacob se enfadó con Raquel y exclamó: "¿Acaso estoy yo en el puesto de Dios que te ha privado del fruto de tu vientre?". 3Ella respondió: "Ahí tienes a mi esclava Bilhá; llégate a ella y que de a luz sobre mis rodillas. Así, yo tendré hijos por medio de ella". 4Y le dio a su esclava Bilhá por mujer, y Jacob se llegó a ella. 5Bilhá concibió y dio un hijo a Jacob. 6Entonces dijo Raquel: "Dios me ha hecho justicia y ha escuchado mi voz dándome un hijo". Por eso le puso por nombre Dan. 7De nuevo concibió Bilhá, la esclava de Raquel, y dio a Jacob un segundo hijo. 8Y Raquel exclamó: "He peleado con mi hermana peleas divinas, y he vencido". Y le puso por nombre Neftalí. Génesis (30, 1-8).


30, 1   Dame hijos o si no moriré


Raquel pensó que Jacob no había rezado por ella. Lía engendró a Rubén, a Simeón, a Leví y a Judá y dejó de engendrar; Raquel era estéril. Ella, puesto que había oído de Jacob que Abrahán oró por Sara la estéril y fue escuchado y que Isaac suplicó por Rebeca y obtuvo respuesta, pensó que su cerrado seno no se había abierto porque él no había suplicado por ella. Por eso dijo enfadada y llorando: "¡Dame hijos o me muero!". Efrén de Nisibi, Comentario sobre el Génesis, 28, 1.


30, 2   Jacob se enfadó con Raquel


Jacob replicó con gran sabiduría. ¿Por qué dice Jacob, ignoras al Señor de la naturaleza y lanzas reproches contra mí? Él es quién te ha privado del fruto de tu vientre. ¿Por qué no le reclamas a Él, que es quién puede abrir el taller de la naturaleza y puede vivificar el útero para engendrar? Entiende así que Dios es el que te ha privado del fruto de tu vientre y le ha concedido la fertilidad a tu hermana. No me exijas lo que soy incapaz de realizar y algo sobre lo que no tengo poder alguno. Si estuviera en mi poder, yo sin duda te antepondría a tu hermana y te daría todo mi favor. Pero aunque innumerables veces te demuestre mi amor, no puedo hacer nada para resolver tu problema; por tanto, encárate con quién te infligió la esterilidad y tiene el poder para remediarla. Mira la sensatez del justo: aunque ella le provocó con sus palabras, él le contesta con gran sabiduría, la instruye puntualmente en todo y la hace resposable, para que no suceda que ignorando al Señor, exija de otro lo que sólo Dios puede proporcionarle. Juan Crisóstomo, Homilías sobre el Génesis, 56, 4.


30, 4   Le dio a su esclava Bilhá por mujer


Herederos comunes. A fin de que ella no le anduviera molestando todos los días con los hijos que le pedía, Jacob -que había sido enviado por sus padres para casarse con una hija de Labán- aceptó tomar a una extranjera. Y de este modo los hijos de las siervas llegaron a ser herederos junto con los hijos de las mujeres libres, ya que tomó a siervas y a mujeres libres. Así pues, tomó a Bilhá y ella concibió y dio a luz a Dan y a Neftalí. Efrén de Nisibi, Comentarios sobre el Génesis, 28, 1.


La Biblia comentada
por los Padres de la Iglesia
Antiguo Testamento, Tomo 2,  p. 285-287
Director de la edición en castellano
Marcelo Merino Rodríguez

0 comentarios

Publicar un comentario