Dios interviene para salvar a Agar e Ismael



15Cuando se le terminó el agua del odre, recostó al niño debajo de una mata, 16se apartó y se sentó lejos frente a él, como a un tiro de arco, pues se decía: "No quiero ver morir al niño". Se quedó sentada enfrente, y el niño rompió a llorar a gritos. 17Dios oyó el llanto del niño y un ángel de Dios llamó a Agar desde el cielo y le dijo: "¿Qué te pasa, Agar? No temas, pues Dios ha oído el llanto del niño desde donde está. 18Levántate, toma al niño y tenle fuerte de la mano, porque lo constituire en un gran pueblo". 19Entonces Dios le abrió a ella los ojos y vio un pozo de agua; fue, llenó de agua el odre, y dio de beber al niño. 20Dios estaba con el niño, que creció, habitó en el desierto y se convirtió en un buen arquero. 21Habitó en el desierto de Parán, y su madre le buscó una esposa en el país de Egipto. Génesis (21, 15-21).


21,18   Lo constituiré en un gran pueblo


¡Qué bondad la del Señor! No la despreció porque fuera una esclava, antes al contrario, puesto que había hecho una promesa al patriarca, y ya que era su hijo, juzgó digno manifestarle tan extraordinaria preocupación, y le dijo: "¿Qué te pasa, Agar? No temas, pues Dios ha oído el llanto del niño desde donde está. Levántate, toma al niño y tenle fuerte de la mano, porque le constituiré en un gran pueblo". No te preocupes -dice- por estar alejado de la tierra. Gozará de tal cuidado por mi parte que incluso él mismo llegará a ser una gran nación. Juan Crisóstomo, Homilías sobre el Génesis, 46,2.


21,19   Dios le abrió a ella los ojos y vio un pozo de agua


Agar observa una fuente de agua viva. Después, cuando ya el niño abandonado estaba para morir, y lloraba, se le presentó el ángel del Señor y "abrió los ojos de Agar, y ésta vio un pozo de agua viva".
¿Cómo pueden referirse estas cosas a la historia? ¿Dónde encontramos, en efecto, que Agar tuviese los ojos cerrados y que después se abriesen? ¿No es aquí la interpretación espiritual y mística más clara que la luz? El pueblo según la carne fue abandonado y yace postrado en el hambre y en la sed, "sufriendo no un hambre de pan y una sed de agua, sino la sed de la palabra de Dios", hasta que se abran los ojos de la sinagoga.
Esto es lo que el Apóstol llama misterio, porque "la ceguera golpeó parcialmente a Israel, hasta que entrase la totalidad de los gentiles y entonces todo Israel se salvará". Ésta es, pues, la ceguera de Agar, que engendró según la carne, y que permanece en ella hasta que "el velo de la letra sea quitado" por medio del ángel de Dios y vea el agua viva. Ahora, en efecto, los judíos yacen en torno al pozo mismo, pero sus ojos están cerrados y no pueden beber del pozo de la Ley y los profetas.
Pero prestemos atención también nosotros, porque a menudo también nosotros estamos alrededor del pozo de agua viva, es decir, alrededor de las Escrituras divinas y erramos en ellas. Tenemos los libros, pero no aceptamos su sentido espiritual. Por eso, se precisan las lágrimas y la oración incensante, para que el Señor abra nuestros ojos, puesto que también aquellos ciegos que estaban sentados en Jericó, sino hubiesen clamado al Señor, no habrían sido abiertos sus ojos. Pero ¿por qué digo que se abran nuestros ojos, si ya han sido abiertos?
En efecto, Jesús vino a abrir los ojos ciegos. Luego nuestros ojos ya fueron abiertos y el velo de la letra de la Ley ya fue levantado. Sin embargo, tengo miedo de que nosotros mismos los cerremos de nuevo en un sentido más profundo, si no vigilamos en la inteligencia espiritual y no estamos solícitos para sacudirnos el sueño de nuestros ojos y para contemplar las realidades espirituales, de modo que no erremos con el pueblo carnal aun estando en torno al agua misma. Orígenes, Homilías sobre el Génesis, 7, 6.

La Biblia comentada
por los Padres de la Iglesia
Antiguo Testamento, Tomo 2,  p.166-167
Director de la edición en castellano
Marcelo Merino Rodríguez

1 Comentario:

lourdes dijo...

Dios nunca nos abandona siempre camina a nuestro lado un Dios que escuha y esta siempre dispuesto a tendernos la mano,y nos ayuda a mirar de manera distinta El abra nuestros ojos para descubrirle gracias ayuda un sludo en Cristo Jesús

Publicar un comentario