El nacimiento de Isaac


1El Señor visitó a Sara como había dicho, y le concedió lo que le había prometido. 2Sara concibió y dio un hijo a Abrahán en su vejez, en el plazo que Dios le había fijado. 3Abrahán puso por nombre Isaac al hijo que le había nacido, el que le había dado Sara. 4Y Abrahán circuncidó a su hijo Isaac cuando éste tenía ocho días, tal como Dios le había ordenado. 5Abrahán tenía cien años cuando le nació su hijo Isaac. 6Entonces Sara dijo: "Dios me ha hecho reír; quienes lo oigan reirán conmigo" 7Y añadió: "¡Quién le diría a Abrahán que Sara iba a criar hijos! Pues yo le he dado un hijo en su vejez". Génesis ( 21, 1-7).


21, 2   Sara concibió y dio un hijo

Sara se convirtió en un símbolo de la Iglesia. ¿Quieres conocer el significado simbólico de su esterilidad? La Iglesia iba a engendrar una multitud de creyentes. Por tanto, a fin de que no pongas en duda cómo la que no tiene hijos, la que no ha dado fruto, la estéril haya dado a luz, la que era estéril por naturaleza se adelantó, preparó el camino a la esterilidad libremente elegida, y Sara se convirtió en figura de la Iglesia. De la misma forma que aquélla, pese a ser estéril, dio a luz en su vejez, así también ésta, aunque estéril, ha dado a luz en los tiempos finales. Juan Crisóstomo, Homilía sobre la paciencia.


21, 4   Abrahán circuncidó a su hijo Isaac


El Espíritu Santo nos enseña algo divino y de valor. Pidamos al Señor que, conforme a la palabra del Apóstol, tampoco en nosotros "recubra nuestro corazón un velo, cuando se lee a Moisés". Se ha leído, en efecto, que Abrahán engendró a su hijo Isaac cuando tenía cien años. "Y Sara dijo: ¿Quién anunciará a Abrahán que Sara amamanta a un niño?". Y entonces -dice- Abrahán circuncidó al niño al octavo día". 
¿Y qué? ¿Pensamos que el Espíritu Santo se ha propuesto escribir historias y contar cómo se destetó a un niño y se tuvo un banquete o cómo jugaba este niño y hacía otras cosas propias de la infancia? ¿O hay que pensar, más bien, que a través de estas cosas nos quiere enseñar algo divino y digno de ser aprendido por el género humano mediante las palabras de Dios?. Orígenes, Homilías sobre el Génesis, 7,1

21, 6   Dios me ha hecho reír

Un gozo infinito y grande. Isaac significa risa o alegría. ¿Quién es, por tanto, el que engendra semejante hijo? Seguramente aquel que decía de cuantos había engendrado mediante el Evangelio: "Vosotros sois mi alegría y mi corona de gloria". Por estos hijos, una vez destetados, se celebra un banquete y hay gran alegría, porque "ya no tienen necesidad de leche, sino de alimento sólido", y porque, supuesta su capacidad alimenticia "tienen las facultades ejercitadas en el discernimiento del bien y del mal". Para estos, cuando son destetados, se hace un gran banquete. Pero no puede ofrecerse un banquete ni tenerse alegría por aquellos de quienes dice el Apóstol: "Os di a beber leche y no alimento sólido, pues todavía no lo podíais soportar, ni aún lo soportáis al presente. Y no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo". Que nos digan los que quieren entender las Escrituras divinas a la letra qué significa: "No pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo, os di a beber leche, no alimento sólido". ¿Se pueden aceptar estas cosas en su literalidad? Orígenes, Homilías sobre el Génesis, 7, 1.


La Biblia comentada
por los Padres de la Iglesia
Antiguo Testamento, Tomo 2,  p.157-158
Director de la edición en castellano
Marcelo Merino Rodríguez

0 comentarios

Publicar un comentario